SIMM + Galician Fashion (II)

La participación de 29 empresas gallegas dentro del espacio Galicia Invitada en SIMM sigue generando noticias. En este caso ha sido el Faro de Vigo, decano de la prensa nacional, el que ha solicitado mi visión acerca de esta nueva iniciativa del salón madrileño. La periodista Sara Comesaña ha publicado, además, un extracto del artículo en La Opinión. Soy reincidente en mi apoyo a Sara Coleman y rompo una lanza en favor de firmas como Kina Fernández que, aunque no estará en Galicia Invitada, cuenta con show-room propio en SIMM. El textil atraviesa una crisis importante y muchas marcas de moda gallega la están sufriendo con dureza. Mi respeto por el trabajo de todas ellas, ya que durante años han defendido la imagen de nuestra moda en el exterior. Gracias al Faro de Vigo y a La Opinión.

Por primera vez en la historia de Salón Internacional de la Moda de Madrid (SIMM), que ya suma, con esta, sesenta y cuatro ediciones, se invita a una comunidad autónoma a lucir sus creaciones ante los mejores expertos del textil a escala mundial. Y la encargada de inaugurar esta iniciativa es Galicia. Son veintinueve las firmas gallegas incluidas en este programa que, desde ayer y hasta mañana, exponen sus prendas junto a los más prestigiosos escaparates de Alemania, Austria, Bélgica, Brasil,Dinamarca, Francia, Italia o Reino Unido, entre otras.

Entre el grupo de diseñadores gallegos que participan en el encuentro, creadores como Sara Coleman, Carmen Melero, Viriato o Kina Fernández exponen sus colecciones ante la mirada de los más entendidos sobre confección presentes en el IFEMA de Madrid.

"Galicia es una de las comunidades más importantes del sector textil y el SIMM va a ayudar a que muchas firmas se den a conocer"; opina Rafael Casanova, comunicador y blogger gallego experto en moda. Casanova, invitado a participar en la Semana de la Moda de Nueva York, que empezará el 9 de septiembre, considera que la colaboración del SIMM con las empresas gallegas "hace falta". "La crisis ha afectado a las empresas pequeñas de una forma brutal, así que si los compradores de fuera pueden ver sus prendas les ayudará a promocionarse", explica este experto.

Para Casanova, de entre las firmas gallegas a las que da cabida el Salón de la Moda en esta edición destaca la coruñesa Sara Coleman, de la que dice que es "muy joven y muy válida". También Kina Fernández, a la que reconoce su larga trayectoria por haber "empezado de cero" y elaborar "productos de tan buena calidad", y Viriato, de Ordes, especializada en punto. "Las empresas gallegas se mantienen gracias a la calidad de sus productos, no a la publicidad", afirma el blogger, según el cual la moda de la comunidad es de las mejores de España. Además de los expositores para cada empresa participante, el SIMM alberga un espacio donde se muestra la realidad de la industria textil de Galicia, y donde se puede hacer uso de un probador virtual a tamaño natural. "Por lo menos se habla de moda gallega - manifiesta Casanova -, con la globalización da la impresión de que aquí solo existe Inditex".

Más allá del programa Galicia Invitada, la feria engloba las mejores propuestas para la temporada primavera - verano 2011 de más de quinientas marcas, distribuidas en distintos sectores atendiendo a su filosofía, estilo y visión de la moda. Guitare, Oki Coki, Vilagallo o Tandra están presentes con sus prendas más innovadoras. También existe un espacio dedicado a la promoción del trabajo de jóvenes diseñadores emergentes (Ego). [Sara Comesaña, 03/09/2010]

2 comentarios:

elniñodelbolso dijo...

Me fascina lo de "afirma el blogger"

De mayor quiero ser blogger!!!
Viva el Sr. Casanova!

Mandrágora dijo...

Hola, yo estuve este año y he de decir que la feria he mejorado un montón desde su ultima edición y en parte se debe a las firmas gallegas que estaban presentes que en su mayoría eran muy buenas y con un producto comercial pero con buenas dosis de diseño.

Creo que ha sido una iniciativa bastante buena y que ha dejado muy bien parada a la moda gallega.

Related Posts with Thumbnails
Mi foto
Un vestido no se vende por lo que es sino por lo que representa. El vestir es una necesidad. La moda no.