Daisy Market 2010 + Urban Fashion Showroom (II)

En el Daisy Market, celebrado en A Coruña el pasado fin de semana, también me encontré cosas curiosas, como el stand de El hombre sapo, donde Ana, una de las responsables de esta firma catalana, me explicó su pasión por los trapos multicolores y el algodón. Talismanes, muñecos o camisetas con diseño propio y aire nipón. De su stand salieron compradores confiando en que el cumpletusueño, el nomeolvides o el tiempoaltiempo arreglen problemas y solucionen situaciones inesperadas.


La ourensana Susana Ribeiro ocupaba otro de los stands de este colorido showroom. Con su primera colección pretende hacerse un hueco en un mercado complejo y competitivo, intentando mantener, en todo momento, su estilo propio y personal. Susana, además, quiere diseñar vestuario para teatro. Ganas e ilusión no le faltan para conseguirlo. Con ella estaba Verónica, una de mis alumnas en Felicidad Duce que espero esté muy pronto presentando su trabajo en certámenes como este.


Los chicos de Oitenta, a parte de llevarse el premio al mejor stand del Daisy, tenían los productos más sorprendentes de decoración del recinto. Me encantó su lámpara Rendija, que imita el efecto de la luz entrando por las láminas de una contra o persiana. Está disponible en su tienda online por 58 € donde, además, descubriréis otros productos fantásticos como el jarrón Malahierba o la estantería Branca.


Y aún no he acabado con el Daisy Market. Mi querida Sara Coleman, Victoria Estévez, Marta de Blackhaus o los bloggers de moda tendrán también aquí su espacio.

2 comentarios:

Cheap & Chic dijo...

Ayy!
Yo me quedo con el "cumpletusueño"!! ... q tengo un par de ellos ,-)

Me ha encantado las cositas de Oitenta,no los conocía y la verdad es q tienen mucha originalidad como las "don´t look back! " me chiflan!!

Un besito.Espero más crónicas!

Rafa dijo...

Gracias por los comentarios y muchas gracias Rafael por mencionarnos! Saludos

Related Posts with Thumbnails
Mi foto
Un vestido no se vende por lo que es sino por lo que representa. El vestir es una necesidad. La moda no.