Goya Awards 2010 + Fashion Carnival

Estamos en Carnaval y se nota, no sólo por las chirigotas y comparsas, sino por las vestimentas que vimos en la gala de los Premios Goya. Pasado, anticuado, desfasado, sinónimos aplicables a la mayor parte de estilismos de la noche. Tenemos de todo, desde las que reciclaron el vestido de las bodas, bautizos y primeras comuniones, a políticas vestidas de repollo o burbujas fugadas del anuncio de Freixenet. Obviando todo lo que me ha parecido un horror, os traigo lo que me ha gustado o llamado la atención. Y hablo aquí de personalidad, y de estilo, y de juego. Que la moda está para eso. Pasar por chapa y pintura y enfundarse en un vestido impecable de Versace está muy bien, pero no aporta nada, excepto para las páginas del ¡Hola!. La primera lanza que voy a romper va a ser en favor de Óscar Jaenada, al que se le ha criticado ampliamente hoy. Para empezar, lleva una de las chaquetas de Dsquared2 más bonitas de la colección primavera-verano 2010, que ya comenté en su momento y, para continuar, su estilo no dista mucho del que hemos podido ver en Johnny Depp en numerosas ocasiones. Lo único que eliminaría sería la cruz de la solapa, en la línea de Chrome Hearts. El resto, me parece estupendo.

Seguimos por Bimba Bosé, que si bien es cierto que un traje de chaqueta pantalón con cremalleras de David Delfín no es lo más apropiado para una gala de este tipo, sí que lo es su originalidad. Al fin y al cabo es Bimba. Es atípica, diferente, única. Verla vestida con un vaporoso Valentino en gasa de seda roja nos hubiese chocado. Mi apoyo para ella por rompedora, siempre, pelo a juego incluído.

Si nos vamos a la cara más clásica de la gala me quedo con la sencillez de Marisa Paredes. Con un vestido color plomo de Roberto Torreta, no necesitó nada más para ser el centro de todas las miradas. Más aún en estos tiempos de crisis, donde hacer ostentación denota falta de sensibilidad. Su cartera de mano en color vivo y las joyas clásicas de Carrera y Carrera redondean el estilismo.

Y de los chicos me quedo con Santi Millán, porque demuestra que uno puede tener barba y el pelo largo e ir aseado a los sitios. Precioso y sobrio su smoking gris con detalles en negro. El look sucio, demacrado y/o dejado de algunos está fuera de lugar, no sólo en un acto de este tipo, sino en cualquier otro.

Y ahora espero vuestros comentarios, que seguro que tenéis para mucho, y me encanta conocer vuestra opinión, tanto de los que me acompañan desde el principio como de los nuevos. Gracias a todos por comentar.

13 comentarios:

M dijo...

Rafa, coincido con que Santi Millán acertó, pero no puedo dejar de comentar dos de tus elecciones femeninas: Bimba Bosé sí, puede ser/ir de original, pero en fin, se equivocó de pleno. Ese traje me parece horrible siempre, para cualquier cosa y en todo momento. Y luego tenemos a Marisa Paredes, 63 años, con un vestido correcto, pero para alguien de unos 20 años menos -mínimo-. Está claro que es una diva y ejerció también al abrir el sobre dando la nota, pero las divas son más divinas cuando saben aceptar su realidad: terrenal.

Una gala poco reseñable, en mi opinión, a nivel de moda.
MS

Pau dijo...

Santi millán, elegantísimo sin duda.
Mi elección: las joyas de Carrera y Carrera que lucía Marisa Paredes.
XXX Rafa

RECIEN LLEGADA dijo...

Bimba se tiñe el pelo en la misma peluquería que yo , es encantadora y muy guapa¡Ella arriesga y acierta,y además ayuda a realzar la colección de Delfin,que sin ella sería invisible¡Ojala hubiera más Bimbas¡
No te preocupes por perturbar la paz de mi blog,de vez en cuando no viene mal un poco de agitación¡ Ademas creo que te has desahogado y eso siempre es bueno¡
Beso fuerte:
DELIA

pimPATTpum dijo...

Para mí la de anoche fue una gala que, salvo excepciones, demostró que nuestro país cada vez se está poniendo más las pilas en materia de moda. Obviamente, nuestra alfombra dista mucho de la de Hollywood, empezando por su publicidad impresa y terminando por los vestidos que desfilan por ella, pero creo que muchas actrices que habitualmente desagradan (Blanca Romero, Natalia Verbeke) dieron una muestra de esfuerzo por deslumbrar con sus looks.

Por otra parte, a nivel cinematográfico fue una edición bastante reseñable, al igual que en cuestión de entretenimiento de cara a los cientos de espectadores que seguimos la gala desde casa.

En cuanto a Bimba, yo no sé qué espera la gente de ella. El día que se enfunde un Valentino o similares, tal y como dices, será cuando tengamos que llevarnos las manos a la cabeza. Ella no juega a lo mismo que el resto de actrices pues tiene su propia personalidad y, por tanto, creo que debe ser "juzgada" aparte. Para mí, aunque el color no le favorecía, estuvo en su nivel y dando muestra de excentricidad, algo que se agradece entre tanto pastelón.

Lo mismo ocurre con Óscar Jaenada. Hace tiempo que lo considero nuestro Johnny Depp particular, como tú apuntas, y no entiendo dónde radica la aceptación del estilo de uno y no del otro. Si es que a los españoles nos gusta criticar por criticar.

¡Vivan las muestras de personalidad!

Un beso :)

art-isima dijo...

A mí el traje de Bimba no me disgusta, lo que no me gusta es la combinación de colores. El mostaza y el naranja se matan, por eso hay algo que desentona cuando la miras, creo yo.
Santi Millán iba muy bien, y de Oscar Jaenada por ponerle un pero: el sombrero.
Marisa Paredes impecable.
Un beso, Ciao.

Patricia dijo...

Rafa sin duda una revolución!! Yo no me esperaba que Bimba llegase con un vestido de gasa, sin duda hubiese sido más que criticada, es su estilo y a mí ni me sorprendió! Es más creo que le favorecía bastante el color.
Personalmente me gustaron muchos vestidos que se lucieron en la gala y actrices que no me suelen agradar me sorprendieron muchísimo, creo que nos estamos poniendo las pilas y eso se notó el domingo.
El look de Santi Millán me encantó!!

Me encanta ver tu punto de vista!! Un beso!
Patricia

Superficiales dijo...

La verdad es que tienes mucho sentido común en lo que dices, es cierto que muchas veces criticamos por criticar sin analizar muy bien lo que estamos diciendo, ya que Bimba Bosé es como es y le quedaría genial un vestido de noche pero no le pega nada con su carácter y su manera de ser..a mi me encanta Dsquared2 para chicos así que no entiendo que hayan criticado a Oscar Jaenada, va bien vestido no? y Marisa Paredes me gustó cómo iba, ya que se ve a la mujer y no al vestido, y eso es lo complicado!!
Besos ;)
Sandra

Punky M* dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo, Oscar Jaenada tiene un estilo muy personal y sinceramente ¡por lo menos hizo un esfuerzo! A mi Bimba me gusta mucho, el único pero que le pongo es que David Delfín también tiene vestidos... se ve que soy un poco tradicional, jeje!

Marisa Paredes, fue una de las que mejor iba, pero es que es una mujer con mucha presencia y no le hace falta mucho... Y Santi iba guapísimo, lo mires por donde lo mires.

Lo peor de la noche: la alfombra. Por favor, que horror, que poco estilo con el logo de whisky... no puedo.

Confusion en Madrid_Eva dijo...

Estoy de acuerdo con lo de Jaenada nada más verle pense lo mismo que tu, es Deep!!!
y Santi iba estupendo fabuloso y superfresh...

Y si que es cierto que aburren!!

Pero para mi gusto Bimba se pasó... podia a ver ido perfect con otro outfit de Delfin en su línea.

Besos!!!

Cool Life dijo...

Marisa Paredes es una mujer elegante con lo que se ponga.

Bimba creo que no acertó con el colo. Pelo pase, pero traje!!

Besos :)

Cool Life dijo...

Por cierto, el "repollo" de Amaya Arzuaga tampoco me pareció elección acertada de la Ministra.

Besos :)

entreacto dijo...

No has mencionado a Jordi Mollá. A mí me gustó aún más que Santi Millán...

659 kilómetros dijo...

Bimba tiene un cuerpo y un estilo alucinantes, pero aún así el modelo que escogió le sentaba fatal. Ni ella se lo puede permitir todo.

Y lo siento, pero no puedo con mister Jaenada. Es más, después de estrenar "la Herencia Valdemar", ¿cómo se atreve a salir de casa?

Related Posts with Thumbnails
Mi foto
Un vestido no se vende por lo que es sino por lo que representa. El vestir es una necesidad. La moda no.