Jason Wu + Glorious Feathers

El jovencísimo Jason Wu (sólo tiene 27 años), a parte de ser uno de los niños mimados de VOGUE América, es un auténtico artista de la costura. Su colección de esta temporada es una maravilla se mire por dónde se mire. Si tuviese que escoger una sola pieza me quedaría con este abrigo estilo lady, con base de angora y generosa aplicación de pluma de avestruz.

En el desfile se presentó esta propuesta en color marfil, y así puede adquirirse en Net-a-Porter por 5.600 €. Una prenda de lujo atemporal a la que amar eternamente.

Sin embargo, yo me quedo con la versión que Wu ha realizado para Browns, tienda londinense con la que mantiene una estupenda relación (como puede comprobarse en el blog de Miss B), con cuerpo en color crudo, falso cinturón de satén negro y plumas en color rosa viejo. Una auténtica joya por 5.400 €. Exquisito.

7 comentarios:

Cool Life dijo...

Qué Bonito!!
Exquisito, cómo bien dices.

Lo malo de las plumas es que luego vas dejando un reguero de ellas a tu paso... Pero son perfectas para sentirte Divina!!

Bss ;)

Lost in my big closet dijo...

Yo vi varios de sus vestidos de su nueva colección en las celebs y me gustaron mucho! Sin duda, tiene un gran talento!

Patricia dijo...

Increibles los abrigos!! Me gustan mucho las plumas y en el abrigo creo que son bastante más llevables.

Un beso,
Patricia

preetandpoor dijo...

me encanta este hombre!!!^^

IAMTHEANGELNEGRO dijo...

magnifico...
no lo as podido describir mejor!
/**
gracias por tu coment, es algo a lo que nunca me a gustado y es que las mujeres pueden llevar cosas masculinas pero los hombres nos vemos en desventajas en ese caso..pero que se le hace.. siempre habrá un arriesgado que ose usar los interiores por afuera juas juas juas


kiss

BESARANA dijo...

Simplemente precioso...

A. Morgan dijo...

Mi amiga Ptcruz quiere una falda como esta pero mini. Yo no me veo, en negro, tal vez. Bss

Related Posts with Thumbnails
Mi foto
Un vestido no se vende por lo que es sino por lo que representa. El vestir es una necesidad. La moda no.